Consejos para el éxito de la innovación tecnológica

Haga que su empresa funcione más rápido como Cefi y su forma más inteligente y mejor haciendo un inventario de los procesos y utilizando después la tecnología para crear un cambio positivo.

Un experto tecnológico externo puede ofrecer soluciones alternativas.

Las herramientas de automatización de procesos robóticos pueden simplificar los procesos de la oficina, como la recopilación de informes de clientes.

Innovación. El segundo término más usado en estos momentos. El primero, lo ha adivinado, disrupción. ¿Qué ha pasado con lo de hacer las cosas mejor, más rápido, más inteligente y, me atrevo a decir, más sencillo?

El término innovación crea la expectativa de que sólo algo revolucionario es digno de ser etiquetado como innovador, lo cual no tiene sentido.

Como asesores empresariales, nuestro trabajo consiste en proporcionar claridad sobre lo que importa, y lo que importa en los negocios es la mejora constante e interminable. Tanto si se trata de mejorar el servicio, los sistemas o la formación, el factor que lo hace posible es el tiempo. Así que olvídese de la innovación y empiece a pensar en recuperar y aprovechar mejor su tiempo y el de su equipo.

La mayoría de las veces, el mejor lugar para empezar a recuperar el tiempo es la sala de máquinas, ya que a menudo está llena de eficiencias no realizadas que algunos conocimientos tecnológicos rápidos y baratos pueden desbloquear.

He aquí algunos consejos que le ayudarán a empezar:

Educar a su equipo

Empiece por el “por qué”. Eduque a su equipo sobre la importancia de recuperar el tiempo para crear una cultura que busque el cambio y que viva y respire haciendo las cosas de forma más inteligente. A fin de cuentas, les conviene hacerlo.

Todos somos conscientes de que la contabilidad está considerada desde hace tiempo como uno de los sectores con más probabilidades de ser despedidos por la tecnología automatizada, así que hagamos que el cambio se produzca, en lugar de dejar que nos ocurra a nosotros.

Dirigir el esfuerzo a recuperar el tiempo te mantendrá por delante de la curva, y te liberará a ti y a tu equipo para mejorar las competencias y prestar servicios, más allá de la simple gestión de los débitos y créditos. Esto es bueno para nuestros clientes, los miembros de nuestro equipo y nuestras empresas.

Empezar a hacer preguntas

Es fácil caer en la trampa del “haz lo que siempre has hecho” y dejar de lado el cambio cuando estás ocupado. No me malinterpretes, estar ocupado es bueno si se trata de un buen trabajo. Pero la mayoría de las veces me encuentro con otros profesionales de la contabilidad y la planificación financiera que dedican demasiado tiempo a las cosas equivocadas.

Los cambios incrementales y los cambios en la forma de trabajar para liberar tiempo se producen al hacer una pausa y simplemente preguntarse “¿hay una forma más inteligente?” o “¿puede hacerse de otra manera?”. Asegúrate de reservar tiempo para ti y tu equipo para empezar a explorar estas cuestiones.

Encuentre una cabeza tecnológica

A menudo, una fórmula de Excel puede constituir la base de un gran aumento de la eficiencia, y tener un técnico de guardia puede proporcionarle mejoras inmediatas en el proceso. Un experto externo no sólo ayudará a orientar las mejoras u ofrecerá conocimientos técnicos. Se enfrentará al problema desde un ángulo diferente y podrá ofrecer soluciones alternativas para lograr un mayor impacto.

Tenemos la suerte de contar con los conocimientos informáticos del equipo que trabaja con nosotros internamente. Trabajan estrechamente con los planificadores contables y financieros para desarrollar, probar y perfeccionar soluciones que no requieren cambiar la forma de trabajar, sino que simplemente ayudan a trabajar de forma más inteligente.

Aproveche las herramientas

Hablo desde mi experiencia personal: ponte el reto de volver a lo básico y experimentar tus sistemas de primera mano. Cuando lo veas con ojos nuevos, te será más fácil detectar las actividades que te quitan tiempo, ya sea la duplicación, la doble entrega o las tareas que se realizan en la secuencia incorrecta.

Este ejercicio fue el catalizador de un cambio significativo en nuestra propia empresa. Una de las principales conclusiones fue que estábamos pidiendo a personas inteligentes que hicieran cosas tontas, porque eso es lo que les pedían nuestros sistemas. Esta constatación generó una frustración que dio impulso a la causa, y una lista específica de áreas que debían abordarse en primer lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *